Clelia Valmer

Clelia Valmer

Ficha Técnica

Nombre completo: Clelia Griselda Teresa Morales.
Apodos: Clelia Valmer (nombre artístico).
Profesión: Periodista. Locutora. Animadora.
Fecha de Nacimiento: 4 de setiembre de 1931.

Fecha de Fallecimiento: 5 de noviembre de 2009.

ATENCIÓN: Esta autobiografía fue escrita por Clelia unos años antes de morir.

“…Nací el 4 de setiembre de 1931. Mi amor por el teatro y los libros es herencia de mi padre, quien siguiendo un circo que había pasado por Rosario, llegó a Sancti Espíritu donde conoció a mi mamá. Se enamoraron, se casaron y llegamos entonces, sus dos hijas. Todos decían en mi familia que mi papá era un “gran bohemio”, y recuerdo que por las tardes, reunía a los chicos de la cuadra con nosotras en el patio de la casa, y nos leía y leía cuentos, mientras mamá seguía con los quehaceres hogareños o preparando ricas mermeladas o biscochos para merendar.

Una casa grande, un patio inmenso rodeado de un jardín y la huerta con los frutos más ricos que recuerdo haber comido en toda mi vida. Recuerdos de esa niñez? Muchos…mi tío Pepe había hecho una hamaca para mi hermana y para mí en el patio, y la disfrutábamos plenamente. Por las noches, mi hermana Chichí y yo reuníamos a la familia y representábamos con disfraces, algunos cuentos que previamente leíamos en las siestas.

El tío Pepe era un gran lector, y por él conocí desde muy chica muchas obras de la literatura universal. La música siempre nos acompañaba, había un piano en la casa de mis abuelos, que tocaba mi tía Flora y también un violín que en algún momento mi madre empezó a estudiar.

Las vacaciones, mi hermana y yo las pasábamos en el campo con mis abuelos, en Sancti Espíritu, también en Santa Fe. Tuve una hermosa infancia que después cambió, porque también cambió la vida de mis abuelos y tíos. Compraron una casa en Venado Tuerto (Santa Fe) y se mudaron, donde hice los tres primeros años del secundario, en el Colegio Hermanas de la Misericordia. Los dos últimos períodos, los hice ya en Rosario, en el Colegio de Señoritas Bernardino Rivadavia.

Luego vivimos en San Miguel (Buenos Aires) con mi mamá y mi hermana, desde donde viajábamos de lunes a viernes a Capital, ya que trabajábamos en empresas privadas. Tomé lecciones de teatro, me anoté en un concurso de radioteatro de radio El Mundo, donde salí finalista y aparecí en la famosísima revista Radiolandia. Trabajé con Eduardo Rudy e Hilda Bernard en “El Castillo de Dragonwich”, con Rosa Rosen en “Cárcel de Mujeres”. En teatro hice “El Milagro” de Raúl Urtizberea (el periodista de tevé del programa “El Abogado del Diablo”). También un protagónico en “Sinfonía de Colores” de un autor cordobés.

A todo esto, ya estaba casada con Osvaldo Américo Alabarce (Osvaldo Malbrán), a quien no le agradaba mucho mi vocación por el teatro. Cuando Osvaldo vuelve a su ciudad de origen, Rosario, comienzo a trabajar en LT3 Radio Cerealista, como locutora. Luego lo contratan a Osvaldo en Radio Colonia (Uruguay) donde vivimos dos años y donde también trabajé, aprendiendo también a “operar”, ya que allí se trabajaba así.

En ese entonces, el director de Radio Colonia era Ariel Delgado y su dueño, el actual del multimedios Crónica, Hector (Gallego) Ricardo García.

Volvimos a Rosario y continuamos con nuestras respectivas profesiones, pasando por LT8 radio Rosario, LT3, LT2, y canales de televisión rosarinos (Canal 5 y Canal 3).

En 1985, Osvaldo es contratado por LU5 Radio Neuquén y lo acompaña primero Pablo, nuestro único hijo, que en ese entonces tenía 22 años y estaba becado por su desempeño universitario, culminando estudios en Comunicación en Río de Janeiro, y en Julio de ese mismo año, viajo yo, ya que en Agosto, comencé a trabajar en el programa central matutino de esa radio neuquina con Dante Lombardo y Adela Galán.

Desde allí se sucedieron programas importantes, con compañeros inolvidables. “De vez en cuando la vida”, “Un toque de emoción”, “El otro lado de la tarde”, “Línea abierta”, “Mas allá del horizonte”, “Tres a la deriva”, y “Tan tarde, tan temprano”, programa que hice más de un año de 2 a 6 de la mañana! Desde el primer día que trabajé, los oyentes neuquinos y de más allá me aceptaron plenamente. Nuestra comunicación diaria y constante me gratificó profesional y emocionalmente. Palabras de agradecimiento hacia ellos, son las que acompañan mis recuerdos (aún muy vívidos ya que me retiré el año pasado). Lo mismo para los ejecutivos de LU5 y para todos mis compañeros que siempre me trataron con mucho respeto y cariño.

Desde Diciembre del año pasado (2004), vivo con mi hijo (Pablo, 42 años, publicitario) y mis dos nietos (Tamara, 17 y Sebastián 19) en Buenos Aires.

Mis pasiones siguen siendo leer incansablemente, jugar al scrabel (aunque extraño a mis amigas neuquinas de los viernes) y las palabras cruzadas…”

Clelia Valmer recibió a mitad de su carrera el premio “MONUMENTO DE CRISTAL”, máxima distinción para las personalidades de la ciudad en ese momento.

Despedida de Clelia donde culmina su carrea de locutora, en Neuquén Capital.

El 15 de Marzo de 2009 Clelia sufre un inesperado ACV y luego de una pelea sin cuartel que dura nueve meses, fallece, acompañada hasta su triste desenlace por su hijo y nietos quienes decidieron desde al ataque cerebral, luego de los primeros auxilios, contra todo pronóstico de la ciencia, que permaneciera en casa y no internada, aunque rodeada de médicos, aparatos, casi casi como en una clínica…pero con el amor de su familia y atención constante y esmerada.

Puede escuchar a Clelia, quien sigue emitiéndose grabada, como homenaje a su trayectoria, cada domingo en la emisora online MonarcaRadio, aquí abajo: